Iván Méndez y Jonathan González conquistaron de manera brillante el Campeonato de Tenerife de Rallyes

Iván Méndez y Jonathan González conquistaron de manera brillante el Campeonato de Tenerife de Rallyes- En la temporada que estrenaron un Citroën C2 R2 Max dominaron el certamen, en términos absolutos, de principio a fin.

Iván Méndez y Jonathan González confirmaron en el pasado Rallye Isla Tenerife su primer gran título. El joven equipo tinerfeño, en la misma temporada que estrenaban un Citroën C2 R2 Max, logró alzarse con el título absoluto de Campeones de Tenerife de Rallyes sobre Asfalto.

Méndez y González contaron con el apoyo de Transportes y Contenedores Iván Méndez, Fepisa Orotava, Bazares, Taller de Chapa y Pintura Bom-Bazo, Restaurante Mesón del Norte, Autos Valiente • Lubricantes Total, Floristería Victoria, Estación de Servicio DISA • Buenavista, VL Motorsport, Pastelería El Aderno y Jon-Tec Rallye.

“Han sido unos meses intensos para nosotros, culminados con uno de los rallyes más difíciles que he disputado”, recuerda el piloto de Buenavista del Norte, que lideró el certamen tinerfeño desde la primera prueba. “Lo cierto es que ha sido una temporada espectacular”, y es que la pareja Méndez-González debutó con el C2 R2 Max venciendo de manera absoluta en el histórico Rallye Villa de Adeje, “fue una inyección de moral” que premió algunos sinsabores de temporadas atrás.

Precisamente desde ese instante Iván y Jonathan comandaron la clasificación del certamen tinerfeño, que se vio respaldada por un nuevo podio. “Fue en el Rallye Norte”, que se puede considerar la prueba de casa, “donde confirmamos que la adaptación al nuevo vehículo no era una casualidad”. La victoria en Adeje y el podio en el Norte ofrecían un nuevo panorama a un equipo modesto y consciente de que las oportunidades no se pueden dejar pasar. La posibilidad de acabar la temporada haciendo historia estaba ahí, pero iban a llegar carreras difíciles.

“Quien da primero da dos veces, o al menos así reza el refrán, pero éramos conscientes de la superioridad mecánica de nuestros rivales”, por lo que debíamos seguir siendo fiables. La zona sur, con el Rallye de Granadilla y el Rallysprint de Atogo sacó a relucir la capacidad de sufrimiento del equipo. “En Granadilla sufrimos con la mecánica y no pudimos sumar todos los puntos que queríamos”, mientras que en Atogo “una leve salida sin graves consecuencias nos dejó en la cuneta”. Dos detalles que a punto estuvieron de complicar la temporada.

La llegada del Rallye Isla Tenerife, la prueba más importante de todo el año, estaba a la espera. “Nuestras opciones seguían ahí y, en cierta medida, dependíamos de nosotros mismos”, pero con lo que no contaba nadie era con una meteorología dantesca. “Supimos defendernos bien y llegar a Santa Cruz como Campeones de Tenerife de Rallyes”, un mérito de todo un equipo capitaneado por Iván Méndez.

Una escuadra modesta pero que ha encontrado el camino del éxito después de unos años difíciles en los que, no en vano, siempre demostraron su potencial. Sin duda, los títulos absolutos no llegan por casualidad.